El próximo 30 de Enero, en esta ocasión, jueves, conmemoraremos, un año más, en los colegios e institutos, el DÍA ESCOLAR POR LA PAZ y la NOVIOLENCIA (DENIP), en el 66 Aniversario de la muerte de Mahatma Gandhi, una personalidad aun muy desconocida  en muchos aspectos, particularmente, las bases fundamentales de su pensamiento y de su vida política y personal.
Es cierto que, por lo menos en el peor de los casos, una vez al año, aprovechamos para hablarle a nuestro alumnado sobre este hombre menudo, protagonista principal de la independencia de la India de la corona británica, de su muerte violenta en 1948, el mismo año que se aprobaba la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que el conoció y sobre la que dio su opinión favorable, o de la doctrina de la desobediencia civil pacífica. Incluso de que inspiró la vida y la práctica de otros grandes líderes internacionales como Martin Luther King o Nelson Mandela, recientemente fallecido.
Nuestro compañero y colega Lois Trigo escribió en lengua gallega un libro de referencia, titulado «Gandhi, vida, obra y pensamiento«, publicado en 1998, por la Editorial Toxosoutos, muy completo, un profundo acercamiento vivencial a la práctica política, a la ahimsa jainista y al discurso pacifista de Mohandas.
Gandhi nunca recibió el Premio Nobel de la Paz, a pesar de que había sido propuesto cómo candidato -nada menos que- en cinco ocasiones, entre 1937 y 1948. En este caso, el Comité Nobel reconoció públicamente su gran error, aunque lo hizo con mucho retraso y ni siquiera lo concedió a título póstumo.
Son muchos los pensamientos de Gandhi popularizados. Probablemente «No hay caminos para la paz, la paz es el camino» es el más reconocido. Sin embargo tiene otras reflexiones bien relevantes para alumnas y alumnos, como por ejemplo, aquella que hace referencia a que «La violencia es el miedo a los ideales de los demás«. También comviene recordar la crítica demoledora de la coniocida como Ley del Talión: «Ojo por ojo y acabaremos todos ciegos«. O aquella apelación directa la cada uno de nosotros: «Sí quieres cambiar el mundo, empieza por cambiarte a ti mismo«
Para mi persoalmente hay un pensamiento del Mahatma, en relación con el demonio y la maldad, que siempre tuve muy presente, aquel que dice: «Los únicos demonios que existen son aquellos que se esconden dentro de nuestro propio corazón«.
Y una reflexión que tardé en comprender, lo reconozco, y asumir, fue aquella en la que Gandhi afirmaba que «Lo que consigues con violencia, te será arrebatado con una violencia aún mayor«.
Por último, en este breve resumen de pensamientos, me gustaría citarr aquel que dice: «Aun más atroz que la gente mala es el silencio de las personas buenas«.
El Día Escolar por la Paz y la Nonviolencia, cada 30 de Enero, impulsado desde hace ya tantos años por Llorenc Vidal, tiene que servir no solo para traer al presente el ejemplo de la vida y el pensamiento de hombres y mujeres como Gandhi, referentes imprescindibles del pacifismo y de los derechos civiles, de la desobediencia de las leyes injustas, de la ahimsa, o nonviolencia, sino también para motivar el mayor y mejor tratamiento transversal de la educación y la cultura de la paz, los juegos y las dinámicas de aula, los recursos didácticos novedosos, las metodologías más activas y participativas, los audiovisuales, las nuevas tecnologías y los contenidos propios de una materia como la Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, tan necesaria!, tan en peligro!, con la que abordemos la enseñanza y el aprendizaje de los valores cívicos y democráticos, las virtudes cívicas comunes, no la moral personal de nadie, ni los principios confesionales de creencias particulares, más o menos adotrinadores, para conseguir que avance la convivencia escolar, la solución pacífica de los conflictos, la tolerancia, la solidaridad, la justicia.
Vivimos tiempos complejos, muy violentos con los más débiles, aquí y en todas partes, especialmente derivados de una violencia estructural muy cruel, a veces opaca, otras sutil, pero brutal en todos los casos para con las personas del común, consecuencia de políticas injustas que llevan al hambre, a la miseria, a a desigualdad, a la mayoría de la población, en particular, a la más indefensa, a niños y niñas, ancianos y personas enfermas, muchas que nunca antes habían recurrido a la asistencia social, o a los comedores de las organizaciones humanitarias, o a los bancos de alimentos… y que ahora buscan ayuda donde pueden. Y esto acontece mientras que los más ricos defraudan, tienen sus fortunas a buen recaudo en paraísos fiscales, o incrementan, escandalosamente, sus beneficios, aumentando así la desigualdad y la injusticia. De esta violencia estructural también debemos hablar en el Día Escolar por la Paz y la noviolencia. Y buscar soluciones, individuales y colectivas, pacíficas y noviolentas, como mejor homenaje a Gandhi y a todas las grandes figuras históricas del pacifismo, las más conocidas y también a las más anónimas, a aquellas que están a nuestro lado y que pocas veces reconocemos.
En las páginas web de varias de las organizaciones que conforman AIPAZ encontraréis más sugerencias para mejor conmemorar el aniversario de la muerte de Mahatma Gandhi, en especial, queremos recomendar la propuesta didáctica hecha desde la Fundació per la Pau, sobre el armamento nuclear, con el título de NO MÁS RIESGOS! PROHIBAMOS Las ARMAS NUCLEARES! en: http://fundipau.org/wp-content/uploads/2013/12/propuestadidactica-denip2014-nucleares-cast_final.pdf, o la que figura en la web del Seminario Galego de Educación para a Paz (www.sgep.org), por citar a dos de las entidades que trabajan, específicamente en la Educación para la Paz.

Desde AIPAZ, la Asociación Española de Investigación para la Paz, queremos animaros a educar y a investigar sobre la paz y los conflictos, para mejorar la convivencia escolar y democrática, el Día Escolar por la Paz, el 30 de Enero, y los 365 días del año, porque la Cultura de la Paz, la educación para los derechos humanos y la democracia, el diálogo intercultural, la superación de la exclusión y la pobreza, o la prevención y la consolidación de la paz, no son, no pueden ser, flor de un día.

¡Feliz Día Escolar por la Paz y la Nonviolencia, feliz 30 de Enero!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad