Comunicado de Fundipau (Fundació per la Pau)

Ahora, los gobiernos deben iniciar inmediatamente el proceso de firma y ratificación

«La votación de hoy, que ha hecho posible la aprobación del primer tratado global para regular el comercio internacional de armas, es un hito histórico, que marca el inicio de una nueva era. A partir de ahora se ha acabado la impunidad para los traficantes de armas y los violadores de los derechos humanos”, afirma Jordi Armadans, director de FundiPau.

Después de seis años de negociaciones diplomáticas y más de diez años de campaña, los Estados miembro de las Naciones Unidas han votado a favor del Tratado sobre Comercio de Armas (TCA) por una abrumadora mayoría (154 votos a favor – 3 votos en contra y 23 abstenciones). El Tratado incorpora en el nuevo derecho internacional un conjunto de reglas claras para todas las transferencias mundiales de armas y municiones.

La votación en la Asamblea General de las Naciones Unidas se ha celebrado solo cinco días después de que Irán, Corea del Norte y Siria bloquearan la adopción del Tratado por consenso en una tensa sesión en la última jornada de la conferencia final sobre el TCA. Después de este bloqueo, un grupo de países, encabezado por Kenia, presentaron una propuesta para que hoy se votara el texto en la Asamblea General.

«Para FundiPau, que ha participado activamente en la campaña y en todo el proceso diplomático, el hecho de que la aprobación del Tratado se produzca el mismo mes y año en que celebramos nuestro 30 aniversario hace que vivamos la celebración con mucha más intensidad y esperanza. El trabajo y la perseverancia de la sociedad civil, da sus frutos” dice Xavier Masllorens, presidente de FundiPau.

El Tratado establece obligaciones vinculantes a los gobiernos para evaluar todas las transferencias de armas y poder garantizar que no serán utilizadas para cometer abusos de los derechos humanos, actos de terrorismo, para el crimen internacional organizado o en violaciones del derecho internacional humanitario. Se requerirá a los gobiernos que rechacen cualquier transferencia de armas si existe el riesgo de que los países las utilicen para violar los derechos humanos o cometer crímenes de guerra.

La coalición Armas bajo Control, que representa a más de 100 organizaciones de la sociedad civil que trabajan en 120 países, hace un llamamiento a todos los Estados para que den prioridad a la firma y ratificación del Tratado. La coalición pide a todos los gobiernos que se comprometan a aprobar la legislación nacional necesaria para que el Tratado entre en vigor lo antes posible.

Armas bajo Control asegura que es imperativo que todos los gobiernos que han votado a favor del Tratado demuestren su compromiso de establecer estándares internacionales lo más altos posible en su aplicación. Por ejemplo, pueden empezar incluyendo todas las armas convencionales en sus listas nacionales de control y haciendo explícito que siempre rechazarán las transferencias de armas cuando exista un riesgo sustancial de vulneración de los derechos humanos y del derecho humanitario.

Alex Gálvez, superviviente de la violencia armada y Director Ejecutivo de la Fundación Transiciones de Guatemala: «Este es un buen día para los supervivientes de la violencia armada en todo el mundo, y un día de orgullo para la campaña Armas bajo Control; sin embargo, el trabajo no se acaba aquí. Debemos asegurarnos de que este Tratado realmente produce cambios positivos sobre el terreno. Los Estados deben ratificar el TCA ahora y hacer que su aplicación inmediata sea una prioridad.»

La coalición Armas bajo Control lleva más de una década haciendo campaña para que se apruebe un TCA fuerte. La votación en la Asamblea General de la ONU culmina años de trabajo duro para la sociedad civil, que ha desempeñado un papel central en la iniciación del proceso hacia una conferencia diplomática para regular las ventas de armas convencionales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad