Vicent Martínez Guzmán

Los seres humanos masculinos blancos de la parte occidental y rica del norte del mundo hemos inventado una noción de seguridad que, simbólicamente, se ha derrumbado. La caída de las Torres Gemelas erguidas como enseña de la seguridad económica basada en las finanzas (la lógica del dinero), los destrozos al Pentágono, corazón mismo de la seguridad basada en los ejércitos y las armas por el ataque terrorista (la lógica de la guerra), son señales de la quiebra de ese modelo de seguridad. Sentimos como propio el dolor de las víctimas.

Continuar leyendo artículo